Varices y nuestras técnicas

Sin comentarios junio 8, 2017

Nuestra técnica es ideal para pacientes ancianos con patología cardiaca o cerebral, pues nosotros no acometemos una Anestesia general o radicular; anestesias que están contraindicadas para estos pacientes, o simplemente, nuestra técnica resulta también óptima para quienes prefieran evitarse la cirugía y todos sus inconvenientes asociados (anestesia, posoperatorio, cicatrices, etcétera).

Nuestro TRATAMIENTO consiste en la introducción de una sustancia esclerosante que, mediante un gas inocuo, se transforma en micro-espuma en el momento de su introducción dentro de la variz. Ello provoca una oclusión selectiva, y además no dolorosa, de la vena que vamos a tratar. El dolor de la punción es mínimo, dada la experiencia del doctor. Posteriormente se colocan unas medias de compresión que revisaremos 15 días después.

La EVOLUCION del Tratamiento suele ser completamente normal en la mayoría de los casos, aunque hemos de decir que tampoco es infrecuente en algunos casos la reaparición de esas varices tratadas como resultado de la sangre que queda “encerrada” entre dos puntos esclerosados de una zona de la vena tratada. Esto se resuelve evacuando dicha colección de sangre, de unas cuantas gotas, y solo indica el éxito del Tratamiento.

En otros casos distintos, puede ocurrir alguna complicación, como una FLEBITIS superficial de alguna vena tratada que presente dolor puntual, calor o enrojecimiento, que resolveremos con un tratamiento antiinflamatorio tópico y oral para que los síntomas cedan en 5 u 8 días. Estos casos son sin embargo bastante menos frecuentes que los Hematomas iv.

En relación con los Hematomas intravenosos, aunque no siempre, podrían aparecer Pigmentaciones de color “café con leche”. Estas se eliminan con ayuda de cremas Depig-mentantes que incluimos en el tratamiento para acelerar su desaparición, y que, en todo caso, acaban igualmente por desaparecer con el paso del tiempo.


Sin comentarios